Pies Inquietos Abril: Erubei Concepción

¿Alguna vez has tenido frío de tal modo que tu cobija no te cubre y sientes que no puedes dormir? El frío no distingue raza, color, estatus social ni edad; esto lo sabe de sobra este colaborador voluntario, quien en repetidas ocasiones se ha despertado en la madrugada y no precisamente por sentir frío, se ha despertado soñando, soñando en ayudar a las personas necesitadas que no tienen igualdad de oportunidades. 
Esta vez la bendición llegó hasta Olivia, Limón, Costa Rica, donde varias personas recibieron donaciones de ropa y cobijas. Erubei recorre varios lugares en busca de ayudas, el trabajo no es fácil, la logística conlleva muchos retos: transportar las ayudas, coordinar a sus colaboradores, disponer de vehículo para movilizarse, el combustible, las condiciones en el camino, etc.  
Vale la pena el esfuerzo, si al regresar a casa vas a dormir satisfecho y sabes que se ha cumplido otro sueño.

fin de la publicación