Pies Inquietos Mayo: Erubei Concepción

Al parecer el COVID 19 no figura impedimento para este colaborador, quien se ha quedado en casa solo para organizar y empacar las ayudas que llevó  a muchas familias, el descanso puede esperar, la necesidad está por doquier.

Esta bolsa contiene plátanos, champiñones y otros alimentos, nunca está de más este detalle: la higiene personal, así que también incluye una botella de shampoo, que a nadie le viene mal.

Seguro que muchas personas se vieron obligadas a quedarse en casa, por fortuna hay uno que otro que está pensando en aquellos necesitados que no pudieron salir a comprar víveres, quizá algunos más tampoco tenían dinero para adquirirlos.

Aún queda luz del día, hay que apresurar los pasos, estas sillas de ruedas pronto daran movilidad a unas cuantas personas necesitadas un poco más allá de la linea fronteriza Costa Rica – Panamá.

fin de la publicación